• 640807113
  • contacto@vetandrun.es

La procesionaria del pino, una amenaza para nuestras mascotas

La procesionaria del pino, una amenaza para nuestras mascotas

Con la llegada del buen tiempo, nada mejor que aprovechar para hacer algo de ejercicio o dar un buen paseo con nuestros compañeros de cuatro patas. Pero en ésta época debemos ser un poco más precavidos. Hoy, aprovechamos para advertiros sobre el peligro que supone para nuestras mascotas la procesionaria del pino, ya que éstos días estamos empezando a ver los primeros casos.
 

¿Por qué las procesionarias suponen un peligro para nuestras mascotas?

Con el inicio de la primavera, éstas peligrosas orugas (Thaumetopoea pityocampa) bajan de sus nidos y viajan en procesión para enterrarse en un lugar adecuado y completar su ciclo biológico.
Las procesionarias poseen unos pelos urticantes, que son los que provocan las reacciones alérgicas, por lo que es posible que, incluso en ausencia de orugas, se den este tipo de reacciones inflamatorias, ya que el viento puede desplazar los pelos y ponerlos en contacto con la piel y mucosas del perro.
Al contacto con los pelos urticantes se produce una reacción inflamatoria inicial que, si no se trata a tiempo, termina con necrosis y pérdida del tejido afectado. En situaciones graves pueden aparecer vómitos, hipertermia, convulsiones, dificultad respiratoria e incluso provocar la muerte de nuestra mascota.
 

¿Qué debemos hacer ante ésta situación?

Si tras un paseo por el bosque detectamos picor facial intenso, dificultad respiratoria, inflamación de la lengua…:
Lavar bien la zona afectada con agua caliente (el calor destruye la toxina) de forma que el perro no trague el agua, sino que vaya de dentro hacia fuera, para tratar de arrastrar los pelos de las orugas al exterior.
– Al lavar la zona, debemos evitar frotarla, ya que romperíamos los pelos urticantes liberando la toxina, y el cuadro se agravaría.
Acudir urgentemente a un centro veterinario. Tras diagnosticar la gravedad del caso, en la mayoría de los casos se tratará con corticoides, antihistamínicos, antibióticos y analgésicos.
 
Para prevenirlo, lo mejor que podemos hacer es evitar las zonas de pinares durante éstos meses y estar muy atentos durante nuestros paseos.
 

Nidos de procesionaria

Nidos de procesionaria

 
Procesionaria del pino

Procesionaria del pino (Thaumetopoea pityocampa)

La procesionaria del pino, una amenaza para nuestras mascotas
5 (100%) 3 votes

Olga López

Leave your message